03/01/2023

Del humanismo mexicano al año de Pancho Villa



Una de las mayores contradicciones de la izquierda radica en la idealización de personajes históricos que marcaron para bien o para mal las líneas de la vida nacional. Hoy, entre tambores y festejos el Gobierno Federal conmemora el 2023 como el año dedicado a Francisco Villa, el gran “revolucionario del pueblo”.


Villa; el multihomicida, violador, bandido y usurpador ocupa un lugar especial en la memoria colectiva construida por un grupo político-militar que buscaba legitimarse luego de que la Revolución, teóricamente, concluyó. Ese es el héroe que nos enseñaron a venerar sin olvidar que sus vejaciones dejaron grandes cicatrices en el norte del país. 


Por otra parte, celebramos en 2023 el año del llamado “humanismo mexicano”, pues claro, quién más en América Latina tendría el nivel ético para predicar con el ejemplo si no somos nosotras, nosotros los mexicanos. Si lo meditamos un poco, vaya contradicción. 


No faltará quien opine que estas sencillas líneas representan una postura conservadora por no querer reconocer la figura del ídolo popular, del Napoleón mexicano o del pobre campesino que robó al rico para repartirlo al pobre. Conservadores aquellos que piensan que debemos justificar sus crímenes. 


¿Con qué cara nos atrevemos a defender la Soberanía y respeto entre las naciones si este personaje fue capaz de perpetrar una de las más grandes masacres en territorio extranjero? Hasta ahí llega el humanismo mexicano, que si bien existe, está siendo utilizado bajo un enfoque equivocado para beneficio político. 


¿Con cuántos personajes más de este calado vamos a sostener una historia escrita siempre por los vencedores, no tenemos mejores referentes de lucha y compromiso con la nación? Pareciera que seguimos siendo de memoria corta. 


Texto: Arelly Pérez Gómez


Compartir:

Comentarios